Por qué el sector Fintech de México será uno a tener en cuenta en 2020

En 2018, los reguladores en México comenzaron a abordar la inclusión financiera de manera más agresiva con la introducción de nueva legislación para el espacio de tecnología financiera.

Softbank también está en conversaciones avanzadas para invertir en el Konfio de México, que ayuda a las pequeñas empresas a obtener préstamos. Foto de archivo
Softbank también está en conversaciones avanzadas para invertir en el Konfio de México, que ayuda a las pequeñas empresas a obtener préstamos. Foto de archivo

La "ley fintech" ofrecía un marco para regular los productos financieros digitales, como la financiación colectiva y los programas informáticos de pago electrónico, así como un proceso formal de registro y funcionamiento de una empresa fintech.

El objetivo de la ley fintech era ayudar a incorporar a más personas a la economía formal. Además, ayudaría a reducir la cantidad de efectivo en circulación, lo que también reduciría el lavado de dinero y la corrupción.

La economía de México sigue siendo en gran medida informal y dependiente del dinero en efectivo. Se estima que el 44% de la población adulta en México no posee productos financieros. Esta población, en gran medida no bancarizada, junto con la nueva legislación sobre tecnología finlandesa, ha creado inmensas oportunidades para que el sector de la tecnología finlandesa en México crezca.

De hecho, sólo en 2018 se establecieron alrededor de 100 nuevas fintechs mexicanas, lo que representa un crecimiento del 52% para la industria. México se ha convertido en un líder regional con más de 273 empresas fintech operando en el país. Cuando se combinan con las 380 empresas brasileñas de fintech, los dos países representan el 56% del total de la actividad de fintech en la región.

Durante el año pasado, muchas de las tecnologías de punta de México también han atraído inversiones significativas. En mayo de 2019, el grupo japonés Softbank Group invirtió aproximadamente 20 millones de dólares en la puesta en marcha de los pagos mexicanos de Clip, una de las primeras operaciones de su fondo tecnológico latinoamericano de 5.000 millones de dólares.

Softbank también está en conversaciones avanzadas para invertir en el Konfio de México, que ayuda a las pequeñas empresas a obtener préstamos. En septiembre de 2019, Goldman Sachs otorgó a Konfio 100 millones de dólares en créditos nuevos, lo que permitiría a la empresa empezar a otorgar hasta 250 millones de dólares en préstamos a 25.000 empresas durante el próximo año.

Apenas un mes antes, Goldman Sachs también co-invirtió con Point72 Ventures en la nueva empresa mexicana de tecnología de punta Credijusto, aportando 42 millones de dólares para ayudar a las PYME desatendidas a obtener crédito. En septiembre de 2019, Klar, o el "Carillón de México", obtuvo una impresionante cantidad de 57,5 millones de dólares en deuda y capital semilla, la mayor cantidad jamás recaudada en una ronda de semillas en México.

No hay duda de que la nueva ley mexicana sobre tecnología de punta alentó el interés y la inversión en el sector durante el año pasado. A medida que nos acercamos al año 2020, aquí hay una mirada a por qué es probable que continúe este dramático crecimiento en el sector de la tecnología finita en México, y por qué México es uno de los centros de tecnología finita más interesantes del mundo para observar.

Listo para que Open Banking despegue

Lo que comenzó como una disposición reguladora innovadora en el Reino Unido se ha convertido rápidamente en un movimiento global. Open Banking permite a cualquier proveedor de servicios financieros acceder a los datos de la banca de consumo a través del uso de interfaces de programación de aplicaciones (API) una vez recibido el permiso del consumidor.

El sistema promete desencadenar una nueva ola de innovación y transparencia en el sector financiero. Más de 22 jurisdicciones alrededor del mundo han implementado o están trabajando para implementar la Banca Abierta, y México se encuentra entre ellas.

Mucha gente anticipa que la Banca Abierta en México será más amplia que el PSD2 y las regulaciones de la Banca Abierta del Reino Unido. No sólo todas las instituciones financieras estarán sujetas a sus regulaciones, sino que las regulaciones cubrirán también más APIs, lo que ayudará a avanzar hacia un ecosistema financiero más abierto, competitivo y orientado al cliente.

Los bancos más progresistas, como Citibank, ya han lanzado portales API abiertos en México en un esfuerzo por mantenerse por delante de la competencia. Sin embargo, la implementación no se espera hasta que las disposiciones secundarias de la ley fintech estén listas en marzo de 2020. La implementación probablemente se llevará a cabo en fases, y la primera fase requerirá una caja de arena reguladora para probar las API abiertas.

Sin embargo, la adopción de la Banca Abierta por parte de México lleva a su sector de tecnología avanzada por delante de la mayoría de los demás países de América Latina. México parece estar avanzando por el mismo camino que otros centros financieros líderes en el mundo, incluyendo el Reino Unido, Singapur y Hong Kong.

Grandes oportunidades para la banca móvil

En octubre de 2019, el banco central de México, Banco de México (Banxico), lanzó CoDi, un sistema de pagos basado en teléfonos inteligentes y QR. El objetivo de la plataforma es facilitar los pagos electrónicos en un esfuerzo por alejar a los consumidores del dinero en efectivo y permitir tanto a los bancos como a las tecnologías de la información y la comunicación llegar a nuevos clientes.

El sistema CoDi no se diferencia de una versión estatal de WeChat Pay. En un informe previo al lanzamiento, el banco central indicó que 33 de los 51 bancos regulados del sector privado de México estaban listos para el lanzamiento de la CoDi.

Los usuarios de CoDi deben tener una cuenta bancaria (en cualquier institución financiera), un dispositivo móvil y una conexión a Internet. Una vez que el comerciante introduce el importe en la aplicación CoDi, CoDi genera un código QR para que el cliente lo escanee y pague.

El sistema CoDi se enfrenta a una serie de desafíos en su camino hacia la adopción, incluyendo preocupaciones de seguridad y una desconfianza general en los bancos entre los consumidores mexicanos. Para acceder al sistema de pagos móviles gratuitos, los mexicanos no bancarizados aún necesitan abrir una cuenta bancaria.

Sin embargo, tanto el sector público como el privado de México están apostando fuerte por los servicios financieros móviles. Muchos de los neobancos están teniendo éxito al dirigirse a los consumidores mexicanos a través de sus modelos de negocio sin sucursales. Uno de los primeros neobancos en llegar a la escena en 2016 fue Albo. Albo se asoció con minoristas como Oxxo, la marca de tiendas de conveniencia más grande de México, para desplegar sus servicios, que también incluyen el pago de facturas digitales y transferencias P2P.

En enero de 2019, Albo recaudó $7.4 millones, lo que generó un aumento en el interés de los inversionistas en los neobancos mexicanos. En marzo de 2019, el neobanco mexicano Fondeadora anunció una ronda de inversiones de 1,5 millones de dólares, y en mayo de 2019, Nubank, el mayor neobanco de Brasil con más de 15 millones de usuarios, anunció sus planes de expansión en México.

Thiago Paiva, cofundador de Liquia Digital Assets, escribió recientemente sobre la batalla para convertirse en el principal neobanco de México, y señaló que los bancos tradicionales también están poniendo mucho empeño en mejorar sus servicios digitales en México. Banco Sabadell, por ejemplo, ofrece servicios totalmente digitales. Hey Banco es otro servicio de banca móvil lanzado por el banco local de tamaño mediano, Banregio.

Convertirse en el líder de fintech en América Latina

En 2019, la industria financiera de México dio un paso importante hacia su meta de un futuro más transparente e inclusivo. A medida que un mayor porcentaje de la población de México se conecta a Internet, la demanda de servicios financieros digitales va en aumento, y las tecnologías de la información y la comunicación los están satisfaciendo sin vacilar.

México se destaca como uno de los países mejor preparados tanto para las continuas perturbaciones tecnológicas como para los cambios en la regulación financiera. Es más, sirve para vislumbrar cómo sería el futuro de las finanzas en América Latina si el resto de la región siguiera su ejemplo.

Fuente Nasdaq

También te puede interesar