10 cosas que los gerentes deben recordar sobre los valores de la organización

12.10.2020

Es importante que un gerente sea consciente de los valores comunes tanto de su organización como de la administración pública para abordar y motivar a su equipo de manera más eficaz, promover la comprensión mutua, gestionar el cambio. La gestión basada en valores es la elección de las organizaciones progresistas.

Cada uno tiene sus propios valores individuales. Describen lo que es importante para todos. Los valores determinan nuestras acciones y elecciones. Los valores consistentes son una base segura para la cooperación. Diferentes valores pueden llevar a malentendidos y conflictos.

Analice las acciones de sus empleados y colegas para entender sus motivos, sus valores. En situaciones en las que los valores individuales entren en conflicto con los valores de la organización, una indicación de ello, explicando qué acción sería apropiada, promoviendo así la comprensión de los empleados de los valores de la organización.

Se tienen en cuenta el entorno y la cultura interna de la propia institución y de otras instituciones para elaborar soluciones que sean aceptables para las diversas partes interesadas. Involucrar a personas de diferentes organizaciones, preguntarles qué hacer para dar vida al nuevo sistema o procedimiento y cómo les ayudará.

La cultura interna es un factor poderoso que puede contribuir o dificultar el logro de resultados. Sea el que se dé cuenta de que la cultura de la organización tiene que cambiar. Llévelos.

10 cosas a recordar sobre los valores de una organización

1. Los valores individuales se basan en las suposiciones básicas de cada persona sobre la naturaleza y el significado de las cosas, sobre lo que está bien y lo que está mal, sobre las actitudes de la gente hacia el trabajo, su capacidad de influir en lo que está sucediendo, etc. Estas suposiciones pueden ser diferentes para cada persona.

2. Los valores individuales se manifiestan en las acciones diarias de las personas. Por ejemplo, una persona que no crea que puede influir en lo que está sucediendo no hará sugerencias. Sin embargo, puede ser influenciado por la cultura de la organización y el gerente, quien, por ejemplo, puede mostrar iniciativa y apoyar las ideas de los empleados.

3. Los valores y la cultura de una organización existen independientemente de que los directivos y empleados sean conscientes de ello.

4. Cuando una organización decide describir sus valores, no tiene que inventarlos. Basta con identificar los valores según los cuales trabajan los mejores empleados.

5. Una vez formulados los valores, se convierten en directrices para la selección, el desarrollo y el despido de los empleados.

6. Los valores son difíciles de enseñar, por lo que es importante contratar a personas cuyos valores coincidan con los de la organización.

7. Los valores deben ser explicados a los empleados utilizando ejemplos concretos de la vida laboral - cuando alguien ha actuado sobre ellos o viceversa.

8. Las distintas instituciones de la administración pública pueden optar por destacar los valores más pertinentes para sus funciones. Por ejemplo, si la función básica de una organización es impartir capacitación, entonces uno de sus valores básicos será el crecimiento.

9. En cooperación con otras organizaciones y representantes de diversos grupos de la sociedad, la tarea de los empleados de la administración pública es comprender las diferencias de valores y tratar a otras culturas con respeto.

10. El administrador, con su propio comportamiento y actitud, da ejemplo a los empleados y comunica valores mucho más poderosos de lo que puede hacer cualquier formación y los medios internos.

Ideas para el desarrollo

La comprensión de los valores comienza con un análisis de las acciones y motivos de cada uno. Los valores de la organización pueden determinarse preguntando "¿Por qué?" Tres veces.

1. ¿Por qué hacemos lo que hacemos? = "Respuesta 1"

2. ¿Por qué la "Respuesta 1" es importante para nosotros? = "Respuesta 2"

3. ¿Por qué la "Respuesta 2" es importante para nosotros?

Es importante buscar tanto nuestros valores como los de la organización desde fuera, porque a menudo decimos que algo es importante para nosotros, pero cuando nos enfrentamos a una elección o a una situación estresante, preferimos otra cosa. Pregunte cómo ven los empleados, socios y clientes los valores de su organización.

Para formar acciones basadas en valores, pregúntese cada vez: qué decisión, qué elección, qué palabras corresponderían a los valores de la organización.

Habla de tus valores. Sobre lo que esperas de tus empleados. Pregúnteles si las soluciones que ofrecen están en línea con los valores de la organización. Cree valores para usarlos como argumento en la toma de decisiones y en las propuestas.

La conciencia de los valores te permitirá funcionar con éxito en diferentes entornos sociales, políticos y culturales - tendrás principios claros a seguir, y también respetarás los valores de los demás que puedan diferir de los tuyos.

Tarea: determinar sus valores

Recuerda al menos tres situaciones en tu trabajo o vida personal en las que te hayas sentido satisfecho, orgulloso y feliz. Descríbelas respondiendo a las preguntas: qué hiciste, qué lograste, qué te hizo sentirte elevado, cuál fue el papel de otras personas en estas situaciones, qué otros factores contribuyeron a tus emociones positivas.

Situación nº 1

Situación nº 2

Situación nº 3

¿Qué tienen de especial estas situaciones?

¿Por qué las recuerdas?

Las respuestas están formuladas en 4-5 principios que son importantes para ti.

Estos son también tus valores individuales.

Invita a tu equipo a completar esta tarea. Compara y discute tus valores. ¿Cómo ayudan a tu trabajo, cómo ayudan a lograr los objetivos individuales y de la organización?