Reforma fiscal México 2020: grandes cambios propuestos para las empresas extranjeras que hacen negocios en México

El 8 de septiembre, la rama ejecutiva del gobierno mexicano introdujo la reforma fiscal México 2020, proponiendo cambios de gran alcance en el impuesto sobre la renta, el impuesto al valor agregado y el Código de Impuestos Federales.

Reforma fiscal México 2020: grandes cambios propuestos para las empresas extranjeras que hacen negocios en México. Imagen: Pixabay
Reforma fiscal México 2020: grandes cambios propuestos para las empresas extranjeras que hacen negocios en México. Imagen: Pixabay

Aunque los anteriores esfuerzos de reforma fiscal del gobierno mexicano han estado dirigidos a empresas altamente digitalizadas, la reforma fiscal México 2020 va más allá de estas metas, proponiendo modificaciones que cambian todo el sistema tributario internacional mexicano.

Las enmiendas están diseñadas para abordar las preocupaciones destacadas por el proyecto de transferencia de beneficios de la erosión de base (BEPS) de la OCDE/G20. Se incluyen actualizaciones del concepto de establecimiento permanente, modificaciones en el tratamiento fiscal de los pagos realizados a entidades híbridas y nuevos límites a la deducibilidad de intereses.

La reforma tributaria también incluye la implementación de una disposición contra la evasión, introduce la revelación obligatoria de las estructuras tributarias por parte de los asesores fiscales y permite el uso de la información tributaria proporcionada por terceros informantes.

¿A quiénes afecta?

Las compañías internacionales que hacen negocios en México deben estar atentas. Entre las empresas particularmente afectadas por la reforma se encuentran las que reciben pagos de México, tales como intereses, las que efectúan pagos a sociedades extranjeras controladas y las estructuras que utilizan entidades fiscalmente transparentes.

Las compañías internacionales que hacen negocios en México deben estar atentas. Entre las empresas particularmente afectadas por la reforma se encuentran las que reciben pagos de México, tales como intereses, las que efectúan pagos a sociedades extranjeras controladas y las estructuras que utilizan entidades fiscalmente transparentes.

Adicionalmente, bajo la reforma fiscal México 2020, las empresas que utilizan plataformas digitales (incluyendo a los contribuyentes no residentes) estarían sujetas a registro en México y deben retener impuestos a los usuarios.

Por último, con la introducción de una norma contra el abuso, la creación de informantes externos y la notificación obligatoria de las estructuras fiscales por parte de los asesores fiscales, la reforma fiscal afectará a todos los tipos de contribuyentes.

Cambios en el establecimiento permanente

Uno de los cambios más importantes se refiere al concepto de establecimiento permanente. Bajo las reglas actuales, generalmente, un establecimiento permanente se crea cuando un no residente tiene un lugar fijo de negocios en México o bien opera en México a través de un agente dependiente.

Bajo la reforma fiscal México 2020, el concepto de establecimiento permanente se extendería para incluir a terceros que no sean agentes del no residente pero que celebren o celebren acuerdos en nombre del no residente. También se crearía un establecimiento permanente cuando un tercero celebre acuerdos que obliguen a un no residente a prestar un servicio.

No se crea un establecimiento permanente si estas actividades son auxiliares. Sin embargo, si las actividades son un complemento de una "transacción única estructurada de negocio", entonces las actividades crearán un establecimiento permanente. Las normas propuestas tienen por objeto abordar las estrategias de planificación que implican la fragmentación de las operaciones para evitar un establecimiento permanente.

De igual forma, el concepto de agente se actualiza en la reforma fiscal México 2020. Con arreglo a las normas propuestas, se presumirá que un agente es dependiente (y, por tanto, creará un establecimiento permanente) cuando esa persona actúe exclusiva o casi exclusivamente en nombre de una parte vinculada no residente.

Cabe señalar que la presunción sólo se aplicará en los casos en que estén implicadas partes vinculadas. Esta actualización seguramente cubrirá las estrategias fiscales utilizadas por los no residentes que atienden a clientes en México a distancia desde una jurisdicción extranjera mientras establecen una subsidiaria local (las llamadas "estructuras comerciales") que es responsable de facilitar las ventas (por ejemplo, mediante la prestación de servicios de comercialización).

Entidades transparentes

Para evitar el uso de estrategias que involucren a entidades transparentes, la reforma fiscal México 2020 establece que las entidades extranjeras transparentes serán consideradas como una entidad imponible independiente.

A estos efectos, el concepto de entidades extranjeras incluye tanto a las personas que tienen una entidad jurídica separada (por ejemplo, una sociedad) como a las que no la tienen (por ejemplo, una empresa conjunta).

Estas entidades extranjeras se considerarán transparentes si cumplen dos requisitos. En primer lugar, no deben ser residentes fiscales a efectos del impuesto sobre la renta en la jurisdicción en la que se constituyeron o en la que se encuentra su lugar efectivo de administración. En segundo lugar, sus accionistas, miembros o personal similar deben recibir los ingresos atribuidos a dichas entidades.

Crédito fiscal extranjero, deducibilidad de intereses

La reforma fiscal México 2020 incluye varias disposiciones que abordan diversas preocupaciones de BEPS. Por ejemplo, el crédito tributario extranjero no está permitido en los casos que impliquen la distribución de dividendos cuando tales dividendos sean una reducción para el no residente que los distribuye.

Otro cambio importante está relacionado con la deducción de las bonificaciones de intereses. Bajo las nuevas reglas, los intereses netos que excedan el monto resultante de multiplicar el ingreso neto por 30% no son deducibles.

La reforma establece una exclusión de-minimis de los primeros 20 millones de pesos mexicanos (aproximadamente 1 millón de dólares). El excedente no deducible puede trasladarse a los tres años siguientes.

Economía digital

La reforma fiscal México 2020 incluye una nueva propuesta para gravar a las empresas altamente digitalizadas. Cabe señalar que actualmente hay otras dos propuestas que se han presentado en el Congreso (el 21 de agosto de 2019 y el 5 de septiembre de 2019) con el objetivo de gravar a las empresas de este tipo.

A pesar de las propuestas existentes, la reforma fiscal México 2020 introduce un enfoque más integral para gravar a las empresas altamente digitalizadas.

Para efectos del impuesto sobre la renta, la reforma fiscal aclara que los contribuyentes que obtienen ingresos por utilizar una plataforma digital, software o tecnologías similares deben pagar el impuesto sobre la renta.

Para efectos del impuesto sobre la renta, la reforma fiscal aclara que los contribuyentes que obtienen ingresos por utilizar una plataforma digital, software o tecnologías similares deben pagar el impuesto sobre la renta.

Así, las plataformas digitales actuarán como agentes de recaudación y deberán retener el importe respectivo del impuesto sobre la renta de acuerdo con los tipos de retención previstos en la reforma.

Para efectos del IVA, los servicios digitales se consideran prestados en México (y por lo tanto sujetos a impuestos) si el destinatario se encuentra en el país. El concepto de servicios digitales incluye plataformas intermediarias; servicios como descargas de audio, video o imágenes; sitios de citas en línea; almacenamiento de datos; o servicios de aprendizaje a distancia, entre otros.

Bajo la reforma fiscal México 2020, las plataformas deben inscribirse en el registro de contribuyentes mexicanos (incluyendo no residentes), retener el monto respectivo del impuesto sobre la renta, llevar registros contables, cobrar el IVA sobre las transacciones de los usuarios, nombrar a un representante legal y establecer un domicilio en México para recibir notificaciones (cabe mencionar que dicho registro no crea una presencia imponible en México).

Si un no residente sin presencia gravable en México no cumple con estas obligaciones, la compañía no tendrá acceso a clientes mexicanos. La reforma fiscal México 2020 propone un proceso en el que la conectividad a través de las redes de telecomunicaciones se interrumpirá hasta que dichos no residentes se registren en México.

Afrontar una política fiscal agresiva

La reforma tributaria también incluye enmiendas para fortalecer los recursos de las autoridades tributarias a fin de atacar la planificación tributaria agresiva y la evasión fiscal.

En la propuesta se aplican dos instrumentos principales. En primer lugar, se introduce una norma contra las prácticas abusivas que permite a las autoridades fiscales cuestionar las transacciones que no tienen fines comerciales y que se realizan únicamente para obtener un beneficio fiscal.

Esta disposición refleja elementos de la jurisprudencia de los Estados Unidos, como la introducción de la doctrina de la operación de paso.

Como complemento a esta regla, la reforma fiscal México 2020 introduce un régimen de revelación obligatoria de información.

Este régimen exige que los asesores fiscales revelen cualquier estructura que proporcione un beneficio fiscal (por ejemplo, un aplazamiento, entre otros). En algunos casos, los consultores deben revelar los nombres de sus clientes.

La reforma fiscal México 2020 - algunos reflexiones

Como se ha descrito, la reforma fiscal México 2020 introduce varios cambios en el sistema tributario internacional mexicano. Las compañías extranjeras que hacen negocios en México deben estar al tanto de esta nueva legislación y deben analizar las estructuras actuales para evitar sorpresas desagradables.

La amplia terminología de las disposiciones que gravan a las empresas altamente digitalizadas es preocupante debido al impacto que tendrá en las empresas tradicionales que ahora tienen una presencia en línea.

Todos estos aspectos deben ser analizados cuidadosamente para evaluar el impacto en las transacciones transfronterizas. La reforma fiscal México 2020 se inspira en el trabajo de la OCDE y hay que estar atentos a cómo se implementan estos cambios en México.


Fuente: Fernando Juárez Hernández

Abogado Fiscal Internacional en Cacheaux Cavazos & Newton LLP

Fernando Juárez asesora en derecho tributario internacional. Su práctica se enfoca en transacciones transfronterizas y planificación fiscal que involucran a México y los Estados Unidos.

La experiencia de Fernando está en el trato con clientes multinacionales, start-ups y compañías emergentes que invierten en México.

Es el actual Relator Nacional del Observatorio para la Protección de los Derechos de los Contribuyentes por el IBFD. Fernando se graduó de abogado en la Escuela Libre de Derecho de la Ciudad de México y tiene un LLM de la Escuela de Derecho de Stanford.