¿Podría el cactus de México resolver el problema mundial de los plásticos?

El nopal de México, que está blasonado en la bandera del país, pronto podría desempeñar un papel nuevo e innovador en la producción de plásticos biodegradables.

El nopal de México. Imagen: Pixabay
El nopal de México. Imagen: Pixabay

Un material de empaque hecho de la planta ha sido desarrollado por un investigador mexicano y está ofreciendo una solución prometedora a uno de los mayores problemas de contaminación del mundo.

"La pulpa se cuela para obtener un jugo que luego utilizo", dijo Sandra Pascoe, quien desarrolló el producto y trabaja en la Universidad del Valle de Atemajac, en la occidental ciudad de Guadalajara.

Esa sustancia se mezcla con aditivos no tóxicos y se estira para producir láminas que se colorean con pigmentos y se doblan para formar diferentes tipos de envases.

"Lo que estamos haciendo es tratar de concentrarnos en objetos que no tienen una larga vida útil", dijo, en particular en los envases de "un solo uso".

Pascoe todavía está realizando pruebas, pero espera patentar su producto a finales de este año y buscar socios a principios de 2020, con vistas a una producción a mayor escala.

Los cactus que Pascoe utiliza para sus experimentos provienen de San Esteban, un pequeño pueblo en las afueras de Guadalajara, donde crecen por centenares.

San Esteban está ubicado en el estado de Jalisco donde, a partir del próximo año, se prohibirán las bolsas de plástico no reciclables de un solo uso, las pajillas y otros artículos desechables.

GOTA EN EL OCÉANO

La Ciudad de México y estados como Baja California también han introducido medidas similares.

En mayo, la capital adoptó una prohibición "histórica" de las bolsas de plástico a partir de 2020. A partir de 2021, las pajillas, los platos y cubiertos de plástico y los globos también quedarán prohibidos si están hechos "total o parcialmente de plástico", según el proyecto de ley aprobado por el congreso local.

Pascoe dice que su nuevo material no sería más que una "gota en el océano" en la batalla por preservar el medio ambiente.

Dada la producción desenfrenada de plásticos industriales y el tiempo que toma fabricar su material, se necesitarían "otras estrategias de reciclaje" para hacer una diferencia concreta, dijo.

Según las cifras de las Naciones Unidas, América Latina y el Caribe representan alrededor del 10% de los desechos del mundo.

En marzo, los estados miembros de la ONU se comprometieron a "reducir significativamente" los plásticos de un solo uso durante la próxima década, aunque los grupos verdes advirtieron que el objetivo no estaba a la altura de abordar la crisis de contaminación de la Tierra.

La contaminación por plásticos se ha convertido en una preocupación mundial, especialmente después de las prohibiciones impuestas por China y otros países a la importación de residuos plásticos procedentes del extranjero.

A pesar de la alarma generalizada sobre el costo ambiental, Asia y Estados Unidos levantaron la producción mundial de plástico el año pasado, mientras que Europa experimentó un descenso, según cifras publicadas por la federación PlasticsEurope en junio.

Más de ocho millones de toneladas de plásticos entran en los océanos del mundo cada año.

Por AFP

También te puede interesar