Fabricante canadiense de Powersport expande sus operaciones en dos plantas en México

BRP Inc. amplió recientemente la capacidad de dos de sus plantas de producción en México, donde fabrica sus vehículos deportivos y de motos acuáticas.

BRP vende sus productos en más de 100 países. Foto: Powersport
BRP vende sus productos en más de 100 países. Foto: Powersport

El aumento de la producción de la empresa con sede en Quebec se produce en un momento en que se estima que el mercado de los vehículos deportivos de potencia recreativa y los vehículos de deportes acuáticos crecerá de 11.000 millones de dólares en 2018 a 14.500 millones de dólares en 2025, según un informe de Global Market Insights Inc.

"Estos aumentos de capacidad fueron necesarios para apoyar la introducción de nuestros productos, así como la fuerte respuesta de la demanda de los consumidores", dijo Elaine Arsenault, portavoz de BRP.

La compañía tiene dos plantas de producción en Ciudad Juárez, conocidas como Juárez 1 y Juárez 2, en la frontera entre Texas y México, cerca de El Paso. La empresa también cuenta con una planta de producción en la ciudad de Santiago de Querétaro, en el centro de México.

"En nuestra planta de Juárez 2, ya incrementamos nuestra capacidad en un 30 por ciento el año pasado y en un 50 por ciento en la primera mitad de este año", dijo Arsenault. "Así que en dos años, casi duplicamos nuestra capacidad de producción en esta fábrica."

En Juárez 2, la compañía produce sus vehículos Can-Am lado a lado (SSV), un pequeño vehículo todo terreno con tracción en las cuatro ruedas para dos a seis personas. También fabrica componentes relacionados y produce accesorios de SSV, tales como parachoques, bastidores y soportes.

En Juárez 1, BRP fabrica sus Can-Am Commander SSVs. Arsenault añadió que BRP también ha ampliado recientemente sus capacidades de fabricación en su planta de Querétaro, donde fabrica motores Rotax y motos acuáticas personales Sea-Doo.

"Este año, también hemos aumentado la capacidad de nuestras instalaciones de Querétaro en aproximadamente un 20 por ciento para embarcaciones individuales", dijo Arsenault.

Junto con sus tres plantas de fabricación en México, BRP fabrica sus productos en otras ocho plantas: una en Canadá, una en Austria, cinco en Estados Unidos y una en Finlandia. BRP tiene una estrategia de fabricación y de cadena de suministro que consiste en ensamblar parcialmente algunos de sus motores, SSV y motos acuáticas en una instalación y luego enviarlos a otra instalación para su finalización.

Desde 2016, la planta de Querétaro ha montado la línea completa de embarcaciones individuales Sea-Doo y los motores Sea-Doo, que se fabrican parcialmente en la planta de Gunskirchen (Austria).

BRP vende sus productos en más de 100 países. En 2017, BRP abrió sus oficinas centrales en Dallas, para estar más cerca y mejor conectada al mercado de Texas, el más grande para BRP. Estados Unidos representa más del 50 por ciento de las ventas de vehículos recreativos de BRP.

Por Mexicanist Fuente Agencias

También te puede interesar