Las acciones mexicanas parecen dispuestas a repuntar

17.04.2021

La economía mexicana se vio afectada por una tormenta perfecta en los últimos años. Pero los astros están empezando a alinearse. Los vientos en contra del crecimiento del país -la baja productividad, la falta de inversión, las políticas fiscales y monetarias restrictivas y la competencia manufacturera de China- se están convirtiendo en vientos de cola, escribe la revista Barron's.

En primer lugar, el estancado crecimiento de la productividad de México se verá reactivado por una aceleración de las entradas de inversión extranjera directa, en particular la procedente de empresas multinacionales que se apresuran a posicionarse para beneficiarse del auge económico de Estados Unidos. 

El sector manufacturero mexicano también se beneficiará del renacimiento industrial de Estados Unidos y de los esfuerzos de deslocalización de China. La industria maquiladora de México se beneficia de estas tendencias debido a sus relaciones comerciales y a su proximidad geográfica con Estados Unidos, y a los salarios más bajos que en China.

En segundo lugar, las estrictas políticas fiscales y monetarias están en proceso de reversión. El banco central ha reducido el tipo de interés oficial en 425 puntos básicos desde finales de 2019, y los tipos de interés seguirán bajando, ya que no hay auténticas presiones inflacionistas. Además, la política fiscal será más relajada que en los últimos dos años, y con un 40% del producto interior bruto, la carga de la deuda pública no es preocupante.

Por lo tanto, esperamos que los mercados financieros mexicanos se comporten mejor que sus homólogos de los mercados emergentes. La Estrategia de Mercados Emergentes de BCA Research recomienda acumular activos financieros mexicanos en caso de retroceso.

Por Mexicanist