Tribunal: Heckler & Koch debe pagar por la venta ilegal de armas a México

05.04.2021

El máximo tribunal penal de Alemania sostiene que Heckler & Koch mintió al gobierno alemán para vender armas a México, utilizando declaraciones falsas para exportar más de 4.000 ametralladoras entre 2006 y 2009.

El Tribunal Federal de Justicia de Alemania (BGH) confirmó el martes una decisión de un tribunal inferior de 2019, que determinó que los empleados del fabricante de armas alemán Heckler & Koch (H&K) falsificaron a sabiendas la información sobre la naturaleza y el destino de las armas vendidas por la empresa para obtener licencias federales de exportación.

En 2019, el Tribunal de Distrito de Stuttgart dictaminó que dos empleados de Heckler & Koch habían infringido la ley federal al no declarar el verdadero destino de las armas vendidas por la empresa en las llamadas declaraciones de uso final.

Aunque el tribunal declaró a tres personas inocentes en el caso, dictó sentencias de 17 y 22 meses de suspensión a dos acusados, además de ordenar la confiscación de 3,7 millones de euros (4,34 millones de dólares) en ingresos vinculados a las ventas.

La sentencia confirmó las sentencias de culpabilidad de los tribunales inferiores contra los dos individuos, así como la confiscación del dinero obtenido con las ventas.

H&K vendió armas a estados mexicanos conocidos por sus abusos de derechos

Las licencias de exportación alemanas permitieron a Heckler & Koch vender grandes cantidades de armas -principalmente más de 4.200 modelos de ametralladoras G36- y piezas de recambio a la central de compras de México, que luego procedió a vender las armas a departamentos de policía situados en estados con dudosos historiales de derechos humanos.

El caso llegó al máximo tribunal penal de Alemania gracias a la apelación de los abogados de la defensa y de la fiscalía. Los abogados de los acusados, uno de los cuales murió en 2015 y otro que ahora vive en México y dice estar demasiado enfermo para viajar, pedían la absolución, mientras que los fiscales federales pedían penas más duras.

Aunque en un principio el BGH sólo ha ordenado a Heckler & Koch que entregue 3 millones de euros de la incautación original de 3,7 millones de euros mientras revisa las cuestiones relativas a la prescripción de los 700.000 euros restantes, una reciente decisión del Tribunal Constitucional Federal sobre la cuestión indicaría que el fabricante de armas se verá obligado finalmente a entregar la totalidad de la suma.

El juez que preside el caso, Jürgen Schäfer, dijo que, aunque la junta directiva de Heckler & Koch no haya estado involucrada en los delitos, debe asumir la responsabilidad de las acciones de sus empleados.

Por Mexicanist