México suma un nuevo impuesto turístico en Cozumel

02.01.2021

El estado mexicano de Quintana Roo, donde se encuentran los populares puertos de Couzmel y Costa Maya, anunció un nuevo impuesto turístico de 10 dólares para los extranjeros. Esta noticia fue reportada por primera vez por el Riviera Maya Times y no menciona a los cruceros en el artículo.

Aún no hay detalles sobre cómo se recaudará el impuesto, ni si se aplica a los visitantes de los cruceros o no. Típicamente, las líneas de cruceros pagan al puerto un impuesto por pasajero ya cuando los barcos visitan un puerto.

El nuevo impuesto turístico entraría en vigor a partir del 1 de abril de 2021, y tiene por objeto ayudar a compensar el déficit que la zona ha visto como resultado de la disminución de los turistas que visitan en 2020 debido a la crisis sanitaria mundial.

La industria turística de Quintana Roo ha dicho que está en contra de este nuevo impuesto, porque teme que conduzca a que haya menos turistas dispuestos a visitar y a que opten por ir a otros lugares.

Una carta firmada por el gerente de país de IATA México, y Luis Noriega Benet, presidente de Canaero.

En un documento firmado por Cuitláhuac Gutiérrez Martínez, gerente de país de IATA México, y Luis Noriega Benet, presidente de la Cámara Nacional de Transporte Aéreo (Canaero), pidió que se reconsiderara esta propuesta contemplada en el paquete fiscal de 2021.

Quintana Roo se encuentra en la porción oriental de la península de Yucatán, y dos populares puertos de cruceros están dentro del estado. El otro puerto de México que visitan los cruceros de Royal Caribbean, Progreso, está en el estado de Yucatán.

El número de pasajeros de cruceros que visitaron Cozumel ha crecido de manera constante en los últimos años, y en 2019 alcanzó los 4,57 millones de pasajeros.

La isla es el tercer puerto de cruceros más ocupado del mundo, y es visitado por unos 1.250 cruceros cada año.

En noviembre de 2019, Cozumel anunció su primer impuesto a los pasajeros de cruceros con un impuesto del 65 por ciento por pasajero para pagar los proyectos de seguridad, medio ambiente y defensa civil.