Cómo México se convirtió en el hogar de las comunidades mormonas

Los nueve familiares mexicanos-estadounidenses que fueron asesinados el lunes en un ataque todavía inexplicable formaban parte de una migración de mormones fundamentalistas que durante décadas se asentaron en el norte de México para practicar su religión en relativo aislamiento.

Cómo México se convirtió en el hogar de las comunidades mormonas. Foto: Wikipedia
Cómo México se convirtió en el hogar de las comunidades mormonas. Foto: Wikipedia

Las víctimas -tres mujeres y seis niños, incluidos dos gemelos de ocho meses- formaban parte de una comunidad de mormones fundamentalistas. No está reconocido como parte de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, con sede en Utah.

Creación de la comunidad mormona en México

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, también conocida como la Iglesia SUD, cuenta con más de 12 millones de miembros en todo el mundo. La Iglesia SUD, cuyos miembros a menudo son referidos como mormones, fue establecida en los Estados Unidos en el siglo XIX, pero no todos los mormones son miembros SUD. (En los últimos años, además, la Iglesia SUD ha empujado a no usar el término mormón para describir a sus miembros.)

La poligamia fue común entre los miembros hasta 1904, cuando la Iglesia SUD prohibió la práctica en todas partes en deferencia a las leyes de los Estados Unidos. Algunos mormones que creían que la poligamia era un elemento esencial de su fe comenzaron a mudarse a México y Canadá en las décadas de 1870 y 1880 para evitar ser procesados en Estados Unidos, según Matthew Bowman, un historiador de la Iglesia Mormona.

En ese momento, las fronteras entre México y los Estados Unidos eran porosas y cambiantes. El líder mormón Brigham Young decidió establecer la iglesia en Utah en parte porque el territorio en ese momento era parte de México y tenía poca supervisión del gobierno. En 1848, México cedió este territorio a los Estados Unidos; Utah se convirtió en estado en 1896.

Generaciones después, los pueblos fronterizos entre México y Estados Unidos siguen siendo el hogar de comunidades de mormones fundamentalistas. Muchos mormones que viven en México hablan inglés y español y tienen doble ciudadanía.

Varias de las víctimas del ataque del lunes viajaban a La Mora, una comunidad mormona a unas 70 millas al sur de Douglas, Arizona, para una boda. Algunos en la comunidad de La Mora practican la poligamia, según Cristina Rosetti, una estudiosa del fundamentalismo mormón. No hay un conteo definitivo de cuántos mormones residen en estas áreas.

"Uno de los problemas con estas comunidades mormonas en México es que no están todas afiliadas a una iglesia mormona", dijo Benjamin Park, historiador de la Universidad Estatal de Sam Houston. "La mayoría de las familias son lo que se llama fundamentalistas independientes, no parte de una iglesia oficial fundamentalista." Muchos en estas comunidades insulares practican la poligamia, y podrían sentir que Estados Unidos los "traicionó" y lo que consideran su derecho a la libertad religiosa.

Algunas de las víctimas tenían el apellido LeBaron, aunque Rosetti dijo que no eran parte de la orden de LeBaron. La orden fue creada como un vástago mormón en desafío a la prohibición de la poligamia por parte de la iglesia. El ex líder Ervil LeBaron fue encarcelado por conspirar para asesinar a sus oponentes en los años setenta y ochenta.

Los LeBarons afirman que sus líderes tuvieron una inspiración especial de Dios y comenzaron a luchar con otras sectas polígamas en la década de 1970, dijo Bowman, especialista en historia religiosa estadounidense en Claremont Graduate University.

Leah Staddon, que vive en Arizona, dijo a The Washington Post que los miembros de su familia estaban entre las víctimas. Staddon dijo que su familia extensa había estado viviendo en México por más de 40 años y que la mayoría eran ciudadanos duales. Ella describió a la familia como mormones fundamentalistas y dijo que sus miembros vivían en el rancho La Mora, que se extendía por cerca de 1,000 acres e incluía de 30 a 40 casas.

Mitt Romney también tiene raíces en México

El Senador Mitt Romney (R-Utah), miembro de la Iglesia SUD, tiene una familia extensa que aún vive en México, donde nació su padre. Miles Park Romney, el bisabuelo de Romney, tuvo cuatro esposas y vino al desierto de Chihuahua en 1885 para escapar de las leyes estadounidenses contra la poligamia.

La familia de Romney en México, muchos de los cuales comparten su apellido, viven en Chihuahua, a unas 190 millas de Texas. "El clan mexicano de Romney son poderosos granjeros. Cultivan vastos campos de pimientos, melocotones, peras y manzanas. A través de una cooperativa agrícola llamada Paquime, exportan los productos de alta calidad a los Estados Unidos", informó el servicio de noticias PRI.

Como informó Nick Miroff de The Post en 2011, los que se quedaron no han podido escapar de la violencia y la inseguridad que azota al país, particularmente a Chihuahua.

"Para la mayoría de los Romney aquí, especialmente para las generaciones mayores, México es el hogar", reportó Miroff. "Y como casi cualquier familia próspera en esta región cada vez más anárquica, los Romney están asediados por las demandas de extorsión de los criminales y la amenaza constante de secuestro. Algunos de sus gerentes han sido secuestrados y asesinados, y uno de los primos de Mitt, un duro ranchero de 70 años de edad llamado Meredith Romney, fue secuestrado hace dos años, luego atado y retenido en una cueva durante tres días".

Miroff continuó diciendo: "La violencia ha traído también mil pequeños cambios. Los equipos de fútbol americano de las escuelas secundarias de los Estados Unidos ya no vienen a jugar contra los niños mormones de la Colonia Juárez. Los niños y adolescentes locales que alguna vez crecieron montando caballos en todas partes ahora se mantienen en su mayoría bajo techo, y muchos en la generación más joven de Romney sueñan con una vida más segura en los Estados Unidos, al igual que otros mexicanos de clase media en la región".

"Somos como patos sentados aquí", dijo Jeff Romney a Miroff, "pero nadie quiere irse".

Corrección: Una versión anterior de esta historia incluía la afiliación incorrecta a la universidad de Matthew Bowman, quien está en Claremont Graduate University.

Fuente: Washington Post

También te puede interesar

ENTREVISTA: LA HISTORIA DE LOS MORMONES EN MÉXICO

Michel Martin de NPR habla con Patrick Mason, profesor de historia y cultura mormona en la Universidad Estatal de Utah, sobre la historia de las comunidades mormonas en México.

MICHEL MARTIN, ANFITRIÓN:

A principios de esta semana se produjo una tragedia en el norte de México, en el estado de Sonora, cerca de la frontera con Estados Unidos. Nueve miembros de una familia mormona fueron asesinados cuando hombres armados emboscaron los vehículos en los que viajaban. Las autoridades mexicanas dicen que todavía están investigando por qué sucedió esto. Las víctimas eran todos ciudadanos estadounidenses y mexicanos, mujeres y niños que eran miembros de una sola familia mormona. Esa familia es parte de una comunidad mormona que se estableció por primera vez en el norte de México hace más de un siglo.

Para saber más, hemos llamado a Patrick Mason. Es historiador y profesor de historia y cultura mormona en la Universidad Estatal de Utah. Profesor Mason, muchas gracias por hablar con nosotros.

PATRICK MASON: El placer es mío.

MARTIN: ¿Qué llevó a las familias mormonas a establecerse en el norte de México hace un siglo?

MASON: Bueno, empezó a finales del siglo XIX. Así que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días había comenzado a practicar la poligamia a partir de la década de 1850, o al menos había comenzado a hacerlo la práctica pública del matrimonio plural. Y el gobierno federal comenzó a aprobar una serie de leyes que eran cada vez más punitivas. Y los líderes de la iglesia enviaron a varias familias a establecerse en el norte de México, también en Canadá, con la esperanza de escapar de algunos de estos procesos federales. Así que esa fue la primera ola de colonos, en realidad dirigidos por líderes de la iglesia.

Pero poco después, la propia iglesia abandonó la poligamia. Pero algunas familias pensaron que la Iglesia estaba equivocada al hacerlo. Y entonces vimos otra ola de inmigración al norte de México y el establecimiento de nuevas colonias a principios del siglo XX. Y esta vez, fueron las familias, no bajo la dirección de la iglesia, sino precisamente porque querían seguir practicando la poligamia, aunque la iglesia ya no la toleraba.

MARTIN: ¿Qué hay de esta familia en particular? ¿Qué sabemos de ellos? ¿Fueron parte de esa primera o segunda ola?

MASON: Así que esta familia fue parte del movimiento a principios del siglo XX en el que sus antepasados fueron para continuar practicando la poligamia. Y hay una serie de grupos diferentes que lo hicieron. En realidad son independientes. Así que no están asociados con ninguna iglesia, secta o grupo en particular. Se trata de personas independientes, algunas de las cuales practicaban la poligamia, muchas de las cuales no lo hacen. Pero no son parte de un grupo más grande.

MARTIN: Tengo entendido que las personas que viven en esta zona en particular han enfrentado el peligro durante algún tiempo. Quiero decir, se enfrentaron al secuestro. Se enfrentaron a muchos desafíos porque, ya sabes, se entiende que partes del norte de México son peligrosas porque los cárteles de la droga han estado operando allí - y también porque son áreas remotas donde la gente está, ya sabes, separada, y no es fácil lograr que las autoridades intervengan. Así que me preguntaba si se había entendido que estas zonas eran peligrosas. ¿Y cómo lo han afrontado las familias que vivían allí en los últimos años?

MASON: Sí, realmente ha subido y bajado durante décadas. Quiero decir, la razón por la que estas familias fueron allí fue para poder vivir en paz. Eso se volvió bastante tenue a principios del siglo XX, en gran parte debido a la Revolución Mexicana. Y varias familias y otros se fueron. Pero durante la mayor parte del siglo XX, estas familias han vivido en paz. Y lo han hecho bastante bien. Han prosperado en estas zonas rurales. Estos se encuentran muy alejados de los principales centros de población. En los últimos años, tienes toda la razón. Con el aumento de la violencia de los cárteles, no hay muchos lugares en México que escapen de este tipo de violencia.

MARTIN: Por cierto, ¿cómo se mantienen a sí mismos? Usted ha dicho antes que lo han hecho bien. ¿Qué es lo que hacen?

MASON: Así que se trata principalmente de comunidades agrícolas. Son rancheros. Cultivan fruta. Y estas son operaciones familiares, pero también emplean a un número de trabajadores mexicanos locales. Así que la comunidad en sí es relativamente pequeña, sólo unos pocos cientos de personas con tal vez unos pocos cientos de otros trabajadores. Pero estas son familias numerosas. Una de las víctimas cuyo funeral fue esta semana, fue la mayor de más de 40 niños. Así que estas son familias grandes, cercanas y unidas que trabajan estas tierras.

MARTIN: ¿Tienen relaciones continuas? Como, ¿existe una relación entre estas comunidades y la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en los Estados Unidos tal como está constituida actualmente?

MASON: Así que no, estas comunidades son independientes de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, que tiene su sede en Salt Lake. Pero tienen un número de relaciones con gente en Utah. Estas son familias grandes, así que sus familias extendidas, muchas de ellas viven en Utah u otros lugares en los Estados Unidos. Muchos de ellos irán a trabajar a los Estados Unidos. Muchos de ellos, su negocio los lleva hacia y desde la frontera.

Sabes, estas fronteras son relativamente porosas para esta gente. Han vivido en estas tierras durante generaciones y han criado a sus hijos allí. Así que será interesante ver si una tragedia como ésta realmente funciona para proporcionar algún tipo de reconciliación entre comunidades que a lo largo de los años realmente no han tenido mucho que ver entre sí.

MARTIN: Ese es Patrick Mason. Es profesor de historia y cultura mormona en la Universidad Estatal de Utah. Se unió a nosotros desde Logan, Utah. Profesor Mason, muchas gracias por hablar con nosotros, aunque, una vez más, lamento profundamente por qué estamos hablando. Pero gracias por hablar con nosotros.

MASON: Gracias.

Fuente: NPR