8 habilidades que deberías intentar para cultivar la alegría

¿Sientes que estás viviendo bajo una nube de lluvia? ¿La vida no va a tu manera? Muchos de nosotros tenemos un poco de angustia y tristeza. Pero aquí están las buenas noticias. Te pueden enseñar a tener una actitud más positiva. Y, si trabajas en ello, una perspectiva positiva puede llevar a menos ansiedad y depresión.

Te pueden enseñar a tener una actitud más positiva. Y, si trabajas en ello, una perspectiva positiva puede llevar a menos ansiedad y depresión. Foto: Webnode
Te pueden enseñar a tener una actitud más positiva. Y, si trabajas en ello, una perspectiva positiva puede llevar a menos ansiedad y depresión. Foto: Webnode

La evidencia más reciente proviene de un nuevo estudio de cuidadores, todos los cuales tuvieron el trabajo estresante de cuidar a un ser querido con demencia. El estudio encontró que después de un curso de cinco semanas, los puntajes de depresión de los participantes disminuyeron en un 16 por ciento y sus puntajes de ansiedad disminuyeron en un 14 por ciento. Los hallazgos fueron publicados en la edición actual de Psicología de la salud.

El curso enseña ocho habilidades para ayudar a las personas a lidiar con el estrés. Las técnicas incluyen atención plena y respiración profunda, establecer un objetivo diario alcanzable, mantener un diario de gratitud y, sí, funciona, realizar pequeños actos de bondad.

Aquí hay un breve resumen de las ocho técnicas utilizadas en el estudio:

Aquí hay un breve resumen de las ocho técnicas utilizadas en el estudio:

1. Tome un momento para identificar un evento positivo cada día.

2. Dile a alguien sobre el evento positivo o compártelo en las redes sociales. Esto puede ayudarte a saborear el momento un poco más.

3. Comience un diario diario de gratitud. Trate de encontrar pequeñas cosas por las que esté agradecido, como una buena taza de café, un bonito amanecer o un buen clima.

4. Identifique una fortaleza personal y reflexione sobre cómo ha usado esta fortaleza hoy o en las últimas semanas.

5. Establezca una meta diaria y siga su progreso. Esto se basa en investigaciones que muestran que cuando sentimos un progreso hacia una meta, tenemos emociones más positivas. El objetivo no debe ser demasiado elevado. Quieres poder percibir el progreso.

6. Trate de practicar una reevaluación positiva. Identifique un evento o actividad diaria que sea una molestia. Luego, intente replantear el evento de una manera más positiva. Ejemplo: Si estás atascado en el tráfico, trata de saborear el tiempo de silencio. Si practicas esto lo suficiente, puede comenzar a convertirse en un hábito.

7. Haz algo bueno por alguien más cada día. Estos actos diarios de amabilidad pueden ser tan simples como darle una sonrisa a alguien o dejar su asiento en un tren lleno de gente. La investigación muestra que nos sentimos mejor cuando somos amables con los demás.

8. Practica la atención plena prestando atención al momento presente. También puede intentar un ejercicio de respiración de 10 minutos que se concentre en la respiración para ayudar a calmar la mente.

También te puede interesar