Viajes y Turismo

La temporada tranquila en Europa es de octubre a mayo, cuando el flujo de viajeros es menor, por lo que no existe un gran bullicio en las calles de las ciudades, es posible encontrar alojamiento más barato y aprovechar una serie de otros beneficios.